SOCIEDADES ANÓNIMAS PANAMEÑAS


La norma que regula las sociedades anónimas en Panamá, es la Ley 32 de 1927, la cual desde su promulgación, ha sido ampliamente utilizada por la comunidad internacional debido a sus múltiples ventajas y beneficios, tanto operativos como tributarios, que ofrecen estas sociedades para la realización de operaciones offshore o fuera de territorio panameño.

Entre las características de las sociedades panameñas, podemos mencionar:

1. Capital

No existen requisitos de capital mínimo.  El capital social estándar para las sociedades panameñas consiste en US$10,000.00, suma que sirve de base para el cálculo de los impuestos de inscripción.  Tampoco existe en Panamá ningún requisito respecto a Capital Pagado ni límite de tiempo alguno dentro del cual el capital autorizado deberá pagarse en su totalidad.

2. Requisitos de Presentación de Documentos 

Mientras las actividades se desarrollen fuera del territorio panameño, no existe ningún requisito relativo a la presentación de informes o sobre los ingresos o las rentas recibidas por la sociedad o sus accionistas. Los libros corporativos y contables de las sociedades panameñas pueden ser llevados en cualquier lugar del mundo.  Sin embargo, es obligatorio conservar los registros contables de las operaciones de todas las sociedades panameñas, ya sea que tengan actividad o no dentro del territorio nacional.

3. Agente Residente

Un requisito legal exigido a las sociedades panameñas es contar con un Agente Residente en Panamá, quien deberá ser un abogado o firma legal panameña. Es importante indicar que por sus servicios, devenga honorarios anuales.  Se puede cambiar cuando los accionistas lo deseen. 

4. Régimen Tributario

El régimen tributario panameño está basado en la fuente territorial del ingreso. Por lo tanto, aquellos ingresos resultantes de actividades llevadas a cabo fuera del territorio panameño y los dividendos o fondos obtenidos en el extranjero no están sujetos al pago de impuestos en Panamá.  Según la ley, únicamente los ingresos netos obtenidos por operaciones realizadas dentro del territorio de la República están sujetos al pago de impuestos. El mismo principio aplica tanto para los ciudadanos panameños, sociedades panameñas con operaciones en el país y para extranjeros residentes.

De lo anterior se deduce que mientras la sociedad no realice operaciones dentro de Panamá, todos sus ingresos están exentos de impuestos, sin importar si los fondos se mantienen en una cuenta bancaria en Panamá.

Es posible incluso, distribuir utilidades, dividendos o participaciones entre socios o accionistas, cuando tales dividendos, utilidades o participaciones provienen de rentas de fuente extranjera, sin que éstos o la sociedad tengan que pagar algún tipo de impuesto.  Igualmente, los dignatarios o directores que residen en el extranjero no tienen que pagar impuesto sobre la renta en Panamá por ingresos que perciben por sus servicios. 

5.  Responsabilidad Financiera.

Una de las principales razones para la creación de sociedades panameñas es la protección de sus dueños con respecto a propiedades y activos, así como también para preservar la responsabilidad personal de sus accionistas, miembros de la junta directiva, dignatarios y apoderados.

En este punto se debe tener claridad sobre los conceptos de accionistas y directores, dignatarios:

Accionistas. Los accionistas, reunidos en asamblea general, constituyen el poder supremo de la sociedad anónima. Estos no tienen que ser panameños ni estar domiciliados en Panamá.  El traspaso y venta de acciones no está sujeta a reglamentación o aprobación por parte de entidad gubernamental alguna, así como tampoco a restricciones. Información Confidencial.

Directores / Dignatarios.  Son los encargados de la administración de los negocios de la sociedad.  La Junta Directiva debe estar compuesta por no menos de tres directores, quienes no tienen que ser panameños ni accionistas de la sociedad, ni tampoco residir en Panamá.  Es Información pública, ya que su nombre y domicilio debe estar registrado en el Registro Público de Panamá.
 

MULFORD ABOGADOS

CONTÁCTANOS